¿Por qué hacer carrera en BR?

Escala tu negocio con Inbound Marketing inmobiliario.

Desde pagar tus deudas hasta crear una empresa formal es lo que puedes hacer con las ganancias de tus ventas en bienes raíces pero no nos adelantemos en esto, cabe señalar que el tema de corretaje con ventas y como tal debemos mencionarte que hay puntos positivos y negativos (como en cualquier venta).

Suelo mencionarles a mis colegas e incluso clientes que vender propiedades no es como vender un pan, tienen el mismo principio pero diferente ejecución, mientras al pan -tomemos como referencia un bolillo- lo puedes comprar en las mañanas o por las tardes y usarlo holísticamente, el cliente normalmente acude a la panadería por el, mientras que para una propiedad tú debes de ir al cliente pues una propiedad no la tienes u ofertas como muestra al mercado y tampoco la puedes regalar como muestra no negociable, estría de locos.

Para muchas personas el escuchar que te dedicas a las ventas es sinónimo de fracaso, pero no se imaginaban que es lo mejor del mundo y no solo porque puedes colocar un producto con un cliente obteniendo un ingreso por comisión demasiado bueno, sino porque además de eso tienes la oportunidad de conocer a muchísima gente y de todos los estratos sociales y económicos, eso te da mucha cultura, te enriquece en experiencias… Dedicarse a las ventas de productos inmobiliarios te puede cambiar la vida si te dedicas al mil en este ramo.

Hacer carrera en bienes raíces no es como lo pintan los speakers en YouTube, es un poco más complejo ya que si no tienes experiencia previa en ventas inmobiliarias el mercado profesional y los clientes te van a comer vivo. Es frecuente ver que alguien de la lista de tus contactos o amigos ahora se dedica a la intermediación inmobiliario, se lanza al universo inmobiliario sin tener nada de experiencia previa sobre contratos, tipos de propiedades, certificaciones, valuaciones, procesos notariales, marketing inmobiliario, entre otras tantas más y comienza a tener tropiezos; hay muchos cursos de supuestos gurús en el tema inmobiliario pero lamentablemente la mayoría de ellos solo es charlatanería y a continuación te comentaré el porqué

Es importante que si te vas a dedicar a la intermediación inmobiliaria te metas de lleno porque serán etapas de mucho desgaste y falta de credibilidad de tu primer círculo familiar de que conquistes el mercado o parte del mercado inmobiliario. Debes de prepararte mucho, leer demasiado, inscribirte en cursos de marketing, oratoria, fotografía, ventas, volver a leer mucho, automotivarse, crear un sistema de ventas que se acople a ti y asistir a certificaciones, etc. Pero ¿y los gurús que tanto nos insisten que compremos sus cursos o asistamos a sus conferencias? Lamento decirte que la inmensa mayoría de ellos solo te va a estafar, ya que solo se dedican a motivarte, a que creas que las ventas con muy fáciles (y pueden llegar a serlo). Es responsabilidad de cada uno tomar el conocimiento que requerimos para esta carrera, existen instituciones que ofertan maestrías, diplomados, cursos y certificaciones para llevar a cabo de manera profesional y con conocimientos técnicos esta carrera, lamentablemente en México el corretaje de propiedades no se considera como una carrera o profesión, sino como un oficio (sí, lo sé… es lamentable).

Una vez que hayas surfeado contra marea y ya te sientas preparado para ejercer el corretaje de bienes raíces has iniciado tu carrera para tener éxito en las ventas; tengo que mencionarte que en los bienes raíces puedes hacer una carrera favorable porque estas ventas con muy generosas, ten en mente que no te harás rico de la noche a la mañana pero si logras concretar una operación grande puedes gozar de comisiones por arriba de los $500,000.00. Cómo ves, el hacer carrera en los bienes raíces es tema de dedicación, constancia, profesionalismo y mucho ímpetu por conquistar el mercado inmobiliario así que lánzate ahora.

Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.

Inbound Marketing para Desarrollos inmobiliarios

Nuestros Servicios

¿Hablamos?